1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer>

Javier Couso reclama justicia

PDF Imprimir E-mail

Escrito por root Lunes, 20 de Abril de 2015 14:20

cid:image001.png@01D068A8.F8138E50

Nota de prensa

Javier Couso reclama desde el Parlamento Europeo justicia para las víctimas de la petrolera Chevron en la Amazonia ecuatoriana

 

Bruselas, 15 de abril de 2015

El Grupo de la Izquierda Unitaria Europea (GUE/NGL) ha acogido este miércoles en Bruselas la conferencia organizada por Izquierda Unida ‘Chevron contra Ecuador: violación de los derechos humanos en la Amazonia ecuatoriana’, un encuentro encabezado por el eurodiputado Javier Couso, que ha servido para dar voz en el Parlamento Europeo a las víctimas de la multinacional estadounidense, que 21 años después siguen reclamando el fin de la impunidad y el pago de las indemnizaciones.

Couso, que ha promovido entre los eurodiputados de todo el arco parlamentario una carta instando a la compañía a acatar la sentencia de la justicia ecuatoriana, ha alertado de que el caso Chevron “es una muestra más que evidente de cómo se comportan las multinacionales, sin hacer caso de la soberanía de los estados y sus sistemas judiciales”, algo de lo que la UE debe tomar nota mientras negocia el Tratado Trasatlántico para el Comercio y la Inversión (TTIP).

El eurodiputado de IU ha explicado que la carta (que por el momento ya ha recibido unas 40 adhesiones) pretende sobre todo, ser un apoyo a la demanda por delitos de lesa humanidad y que exige “la reparación de los daños sociales y ambientales”, que Chevron “pague la cantidad fijada por la justicia ecuatoriana”, que se obligue a la petrolera “a cumplir la Declaración Universal de los Derechos Humanos”, al tiempo que “a los estados de la UE que tengan contratos comerciales con Chevron a exigir que cumpla y respete las leyes”.

El GUE, ha desvelado Couso, está promoviendo, además, “una resolución en el marco de los derechos humanos para hacer cumplir a Chevron la sentencia”.

Antes de Couso han intervenido la presidenta del GUE/NGL Gabi Zimmer y la portavoz de Izquierda Plural y vicepresidenta de Euro-Lat, Marina Albiol. La representante de Die Linke ha pedido a los miembros de la izquierda europea “echar toda la carne en el asador para que cese esta situación” y ha recordado que “el mero hecho de que Chevron esté en contencioso contra Ecuador nos llevar a hacer una reflexión: ¿Es posible que un tribunal pueda admitir que las personas que representan a la resistencia civil sean vistos como los culpables?”.

 

Zimmer se refería al hecho de que Chevron, recurriendo ante los tribunales estadounidenses al ‘acta Rico’, que se empleaba en los sesenta para perseguir a los mafiosos, haya convertido a las víctimas de la Amazonia en los culpables.

 

Albiol, por su parte, ha comparado la situación por la que está pasando Ecuador, a quien Chevron exige la reparación del desastre natural y el pago de los 9.500 millones de dólares en indemnizaciones que la propia justicia ecuatoriana impuso a la multinacional, podría verse repetida en el corto plazo en la UE de aprobarse el TTIP. La portavoz de Izquierda Plural se ha referido en concreto a los tribunales de arbitraje (ISDS) incluidos en el tratado con EEUU y que otorgan a las grandes compañías el poder de demandar a los estados si no obtienen los beneficios que esperaban antes de realizar sus inversiones.

 

“Como podemos ver, ya están operando en el marco de otros tratados comerciales y el TTIP es un paso más de las multinacionales para estar por encima de la democracia. La única manera de que este tratado no vea la luz es que trabajemos conjuntamente con la izquierda y la clase trabajadora de EEUU, que también se va a ver perjudicada. Necesitamos la unidad de la clase trabajadora para combatir estos tribunales de arbitraje de manera global”, ha dicho.

También ha participado en la conferencia el eurodiputado de Die Linke Helmut Scholz, quien representa al GUE en el comité encargado de las relaciones comerciales con Ecuador. Scholz ha pedido “intensificar la presión internacional dentro de las estructuras parlamentarias existentes entre la UE y los países latinoamericanos”. “Euro-Lat debe aumentar la presión ejercida para que este caso se trate y se fuerce a tomar una posición común al respecto” ha dicho.

 

“Tenemos que aumentar la concienciación en la ciudadanía – ha afirmado- y debemos insistir en el hecho de que los inversores tienen que reconocer los objetivos de los que viven en una zona concreta en las que están sacando beneficios y arruinando el futuro de los habitantes”.


Luis Nieto, responsable del Comité Español en Defensa de la Amazonía Ecuatoriana (Cedaec) -que ha acompañado durante toda la jornada al abogado Pablo Fajardo, que ha llevado la acusa de las comunidades de la Amazonia afectadas, y a Gladys Huanca, víctima directa del desastre causado por Chevron- ha denunciado “el comportamiento de multinacionales como la petrolera en los países del Sur "donde se mueven con total impunidad, corrompen a muchos gobiernos, violan los derechos humanos y cuando lo hacen se sienten protegidas por nuestros países".

 

“En España –ha recordado- cuando los gobiernos latinoamericanos han pedido respeto a su dignidad nunca han faltado ministros que han acudido apretarles las tuercas. Se sienten impunes porque nuestros gobiernos hacen esa presión. Chevron es una corporación global y sólo la podemos parar si los pueblos hacen resistencia global. Si conseguimos vencer a Chevron estamos generando pautas internacionales de justicia y contra la impunidad en todo el mundo”.

 

Nieto ha recordado que Chevron tiene un largo historial de violaciones de los derechos humanos y ha explicado cómo durante el golpe de estado franquista en España, la compañía, por entonces Texaco, que tenía contratos firmados con el Gobierno de la II República, “acabó proporcionándole el petróleo a los golpistas”.

“Posteriormente se vio con los nazis en Alemania e hizo negocios con ellos. Comportamiento similar en Rumanía, Polonia o  Nigeria”, ha explicado, antes de hacer un llamamiento a los eurodiputados de todos los partidos a “dar un paso adelante y mojarse con la solidaridad y las víctimas de Chevron”.

 

El momento más emotivo e intenso, sin embargo, llegó con el testimonio de Gladys Huanca, que ha perdido a su marido, sus suegros y dos sobrinas, al desarrollar cáncer como consecuencia del desastre generado por Chevron.

 

“Fallecieron por cáncer por la contaminación de las aguas. Aún ahora, 21 años después, no hay agua limpia. Las dos provincias, Sucumbíos y Orellana están totalmente contaminadas y muchas familias siguen enfermas. No entiendo qué pasa. Quisiera que Chevron diga ya que aquí está el dinero para que nosotros podamos comenzar a hacer la limpieza y las remodelaciones ambientales. Para ver que nuestros hijos se encuentran bien de salud. Es duro, pero tenemos que seguir porque no les vamos a dejar así. Para que nuestras familias y las generaciones nuevas que sigan luchando porque es la hora, que no sigan haciéndonos sufrir” ha dicho antes de recibir un fuerte aplauso de todos los asistentes.

 

A Huanca le ha seguido el abogado Pablo Fajardo, quien ha hecho un recorrido por las fases que ha pasado la causa desde que se iniciara en 1993. Chevron, ha dicho Fajardo, “es el símbolo de la irresponsabilidad corporativa y ha cometido un doble crimen: social, ambiental y un crimen también en lo judicial”.

 

“Hoy Chevron victimiza a sus propias víctimas. Pero lo bueno de todo esto es que la gente de la Amazonia, no ha mendigado justicia de rodillas en los últimos 21 años 5 meses y 12 días. Están de pie y luchando de una forma increíble para lograr que Chevron cumpla con la orden judicial y se repare a las familias y que vivan con dignidad”.

Fajardo ha denunciado como primero la compañía trató de forzar que el juicio, iniciado en 1993 en Nueva York, se trasladara a las cortes ecuatorianas y cómo después de perderlo decidieron que no eran competentes. “¿Qué quiere la empresa?, se ha preguntado: “que este crimen quede en la completa impunidad”.

“La empresa empezó primero a atacar al Estado ecuatoriano y hasta ahora ha habido tres arbitrajes internacionales, basados en el tratado bilateral de inversiones, que para mí no es más que una forma de comprar impunidades. Basándose en esto intentó que fuera Ecuador el que pague la factura del crimen de Chevron en ecuador”, ha reflexionado.

 

Entonces, ha relatado Fajardo, la compañía empezó a atacar en todos los frentes posibles para amedrentar a las comunidades de la Amazonia y al Gobierno de Ecuador. “Primero con una campaña de lobby para evitar que EEUU y Ecuador firmen acuerdos comerciales. Después, con la persecución a las propias víctimas”, ha dicho.

 

En este sentido, el abogado ha explicado que “primero tuvimos amenazas, persecuciones, y sufrimos  espionaje. Vimos que nuestra vida estaba en riesgo y logramos que la Comisión Interamericana ordenara medidas cautelares para protegernos”. “Chevron, bajo el Acta Rico, creada en los sesenta para perseguir grupos mafiosos, planteó una acción criminal contra nosotros. Y el juez, que como se ha comprobado después tiene inversiones económicas en Chevron, falló en contra nuestra sin dejarnos hablar de delito ambiental en el juicio”, ha proseguido.

“Después hubo persecución a nuestros propios aliados –ha indicado-: fueron contra los grupos de abogados, de ambientalistas, contra los estudiantes que han apoyado esta causa y que han acabado siendo víctimas de acciones judiciales de Chevron. Chevron ha estado practicando el terrorismo jurídico contra nosotros o contra quienes nos apoyan […] Periodistas, profesores, estudiantes, los que han querido escribir historias sobre este caso o hacer investigaciones, han sido amedrentados. Esto es ir contra la libertad de expresión y es un daño grave contra la humanidad”.

Fajardo ha incidido en que Chevron tiene un potencial económico cinco veces más grande que Ecuador y ha pedido la ayuda del Parlamento Europeo “para hacer fuerza común y derrotar al símbolo de la irresponsabilidad corporativa”. “Hay muchas formas – ha explicado- y una de ellas es el apoyo parlamentario. Otra, que en muchos países europeos existen fondos de pensiones, de inversión de trabajadores honestos que está invertido por los bancos en un imperio como el de Chevron. Hay que hacer que esos fondos desinviertan en Chevron”.

Por último, Fajardo pidió que los eurodiputados promocionen y participen el 21 de junio en lo que “será el día internacional antiChevron”.

 

Al acto ha acudido también el embajador de Ecuador en Bruselas Pablo Villagómez, quien ha expresado cómo “el caso Chevron demuestra que la falta de normas y controles efectivos de las actividades de las empresas transnacionales puede convertirse en una conducta lesiva capaz de causar graves daños al ser humano”.

 

Además, ha explicado que la experiencia de Ecuador ha llevado al país latinoamericano “a convencerse de la necesidad de redefinir los términos de la inversión extranjera” para ponerla “al servicio de las necesidades humanas” y que no “se conciba únicamente con afán de lucro”. Villagómez ha estado arropado por sus homólogos de Venezuela, Bolivia y Nicaragua.


Como colofón a las conferencias, se proyectó el documental El Show Tóxico de Chevron, realizado por José Luis Galán y Julieta Pérez, un relato imprescindible para comprender lo que ha supuesto para las comunidades afectadas de la Amazonia los vertidos de la petrolera y cómo esta sigue hoy gozando de total impunidad. Galán y Pérez, que han acompañado a los invitados durante todo el día, han recogido material gráfico para añadir al documental.

 

Visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy116
mod_vvisit_counterAyer28
mod_vvisit_counterEsta Semana144
mod_vvisit_counterLa Semana Pasada1282
mod_vvisit_counterEste Mes5517
mod_vvisit_counterAnterior Mes4262
mod_vvisit_counterTodos los Días223068